banner web

Noticias

La serpiente rey albina, una amenaza en Gran Canaria

Fecha:

Se trata de una especie poco peligrosa para los humanos pero que está acorralando a otros animales autóctonos como aves y lagartos

Fue introducida por una moda en Gran Canaria en la década de los noventa y ahora llevan años luchando contra lo que se ha convertido en una amenaza real para el ecosistema de la isla. La serpiente rey de California albina (Lampropeltis getula californiae) fue un animal exitoso al ser considerada una 'mascota' muy popular pero ahora es una preocupación para los expertos mundiales en la lucha contra especies invasoras y biólogos.

El problema llegó cuando algunos individuos de esta especie escaparon o fueron puestos en libertad deliberadamente. Así, en ausencia de depredadores naturales, con unas temperaturas estables con una media anual de 21ºC y un clima costero similar a su California natal, fueron adaptándose y multiplicándose hasta convertirse en una especie invasora.

En la última década, más de dos mil serpientes rey albinas han sido capturadas y desde 2011 está prohibida su tenencia en Canarias. Aún siguen muchas en libertad y esas, son las que están acorralando a las especies autóctonas de aves y lagartos. Especialmente vulnerable se presenta el lagarto gigante de Gran Canaria, especie endémica y exclusiva de esta isla, que parece ser especialmente apetecible para la serpiente albina.

El programa es grave y por eso, expertos mundiales en especies invasores están reunidos en Gran Canaria para ofrecer sus consejos de cómo controlar la situación. El objetivo es intercambiar experiencias y conocimientos en la lucha contra estas plagas que, en el caso de las islas, suponen un gran problema, ya que constituyen el mayor riesgo de destrucción de sus especies endémicas, ha señalado el biólogo experto en zoología Ramón Gallo, que dirige el proyecto LIFE Lampropeltis para combatir la culebra californiana en Gran Canaria.

Controlar la expansión

Canarias sufre la introducción de especies invasoras desde los años sesenta, según ha indicado Medina, quien ha precisado que El Hierro, la isla más pequeña, cuenta con más de un 17% de especies introducidas, mientras que en Tenerife, en los últimos cinco años han penetrado un 11 por ciento.

Gallo ha manifestado que, aunque sería un "hito" conseguir la erradicación de la culebra californiana en Gran Canaria, el objetivo es controla su expansión, al tiempo que ha subrayado que en los años que de lucha contra esta especie, al menos se ha logrado ser conscientes de la gravedad que supone.

El reto no es nada fácil, entre otras cosas porque estas serpientes pasan gran parte de su vida bajo tierra. Los expertos en esta especie han advertido que aunque cientos de serpientes visibles hayan sido eliminadas –entre otros medios, con ayuda de perros- es probable que haya muchos miles más fuera de la vista de los canarios.

Esta plaga solo afecta a Gran Canaria, aunque hace dos años se produjo su primer avistamiento en Tenerife, según ha indicado Gallo, quien ha puntualizado que la población no ha aumentado mucho y está localizada, principalmente, en los municipios grancanarios de Telde y Gáldar.

En el último año se capturaron 500 ejemplares en Gran Canaria, por lo que se calcula que su población en este isla puede ser seis o siete veces superior.

 

         Publicado en El Diario Montanes; 06/05/2014

banner web


cartel